José Luis Cuevas, Figura del Arte Mexicano

full-La_Figura_obscena_en_la_Ciudad_de_Colima.png

José Luis Cuevas nació el 26 de febrero de 1934 en la Ciudad de México. Es dibujante, grabador, ilustrador y escultor, una de las figuras más importantes del arte mexicano en la actualidad. Fue uno de los líderes de la “generación de ruptura” con el muralismo mexicano; la generación que se manifestó en oposición al arte que presentaba programas políticos enfocados a promover ideas nacionalistas. Constantemente, defendió su postura contra la cultura oficial, la enseñanza académica y el muralismo.

A mediados de la década de los 50, la obra de José Luis Cuevas comenzó a ser reconocida por coleccionistas y logró gran fama a través de constantes exposiciones a nivel mundial. En apoyo al movimiento estudiantil de 1967, expuso el “Mural Efímero” en la Zona Rosa de la Ciudad de México y diversos happenings en San Francisco en contra de la guerra de Vietnam. Para exponer esa angustia, eligió retratar escenas de hospitales y prostíbulos, utilizando como modelos a las prostitutas, los pordioseros y los enfermos mentales, presentándolos como seres deformes y monstruosos; tema que continúa a lo largo de toda su trayectoria.

Entre sus múltiples premios y reconocimientos destaca que el periódico The New York Times lo ubicó en 1967 como uno de los más grandes dibujantes del siglo XX. En 1961 provocó un conflicto diplomático entre Italia y España al exponer en una galería de Roma “Los Funerales de un Dictador” y “La Caída de Franco”. En 1964 recibió el Premio a la Excelencia en Arte y Diseño de la XXIX Exposición Anual del Club de Directores Artísticos de Filadelfia.

En 1968 recibió la Medalla de Oro en la I Trienal de Grabado de Nueva Delhi por su serie litográfica inspirada en el Marqués de Sade. En 1976 se autoexilió en Francia, donde el Museo de Arte Moderno de París le dedicó una gran retrospectiva de dibujo. En 1977 expuso en la Catedral de Chartres. En 1978 la Organización de Estados Americanos (OEA) le dedicó un homenaje continental. En ese mismo año, su “Cuaderno de París” es considerado el libro más bello del Festival del Libro de Stuttgart, Alemania. En 1979 regresó a México, tras su autoexilio en Francia.

Ganó el Premio Nacional de Bellas Artes de México en 1981 y el Premio Internacional del Consejo Mundial de San Francisco en 1984. Recibió la Orden de Caballero de las Artes y de las Letras de la República Francesa en 1991 y fue nombrado Arista de la Ciudad por el Gobierno del Distrito Federal de México, por motivo de la inauguración de su propio museo en 1992.

En 1982 recibió el Premio Nacional de Arte del Gobierno de México. En 1985 comenzó la publicación en periódicos de su columna “Cuevario”. En 1986, la Universidad Autónoma de Sinaloa le concedió el Doctorado Honoris Causa. En 1987, el Convento Santa Inés se convirtió en el Museo José Luis Cuevas, inaugurado en 1992.

En el 2006, el Museo Metropolitano de Monterrey le rindió un homenaje y le entregó la máxima presea por sus cincuenta años de trayectoria artística y recibió la Orden Rubén Darío del Gobierno de Nicaragua.

En el 2007, recibió el Premio Jerusalén de la Ciudad de Jerusalén, la Organización Sionista Mundial y la Federación Sionista de México. En el año 2008, el Instituto Superior de Arte y la Casa de las Américas de México le otorgaron el grado Doctor Honoris Causa.



Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando México, Todos los Derechos Reservados.