El Huracán Karl y su Devastación

full-huracan-karl-422x286.jpg

Su trayectoria:

Este fenómeno meteorológico inició como una baja presión cerca de la costa norte de Venezuela el 11 de septiembre de 2010, después se movió rumbo al norte y luego al oeste creando condiciones desfavorables para la región. El 14 de septiembre el Centro Nacional de Huracanes la confirmó como tormenta tropical, cuando ésta se localizaba a aproximadamente 505 kilómetros al este de Yucatán.
Debido a las aguas un poco mas cálidas ganó fuerza, y el 15 de septiembre tocó tierra en Chetumal como tormenta tropical.

Karl se debilitó poco a poco una vez que tocó tierra y pasó sobre Yucatán y Campeche; pero a pesar de esto siempre mantuvo su estructura bien definida y, aun en tierra, seguía teniendo la categoría de tormenta tropical durante la tarde del 15 de septiembre.

La madrugada del 16 de septiembre Karl llegó a las aguas del Golfo de México intensificándose de nuevo. Durante este tiempo pasó de tormenta tropical a huracán, el sexto de la temporada y el tercero de estar activo al mismo tiempo (Huracanes Igor y Julia) manteniendo un crecimiento en su fuerza. Durante la noche alcanzó la Categoría 2 en la Escala Saffir-Simpson. Para entonces, el ojo del huracán era visible desde las imágenes de satélite. El 17 de septiembre pasó a ser categoría 3 con vientos hasta de 195 km/hr., encontrándose a escasos 100 km al este de Veracruz.

De esta forma Karl se convirtió en el huracán más fuerte que ha cruzado sobre la Bahía de Campeche desde hacía 60 años (Huracán Ítem). Karl se debilitó ligeramente después de tocar el Puerto de Veracruz siendo aun categoría 3. Fue el mayor huracán en tocar tierra en el Golfo de México. Para el 18 de septiembre se había debilitado completamente sobre las Sierras altas de México.

Desastres ocasionados:

El 16 de septiembre el Gobierno Federal comenzó los preparativos con casi 3000 trabajadores de la Comisión de Luz para tener previsto los daños en las infraestructuras en Veracruz y Puebla. También se movilizaron 900 vehículos, grúas, helicópteros, varios vehículos anfibios y plantas generadoras de emergencia. A su vez se detuvo la operación de los reactores de la Central Nuclear de Laguna Verde mientras duraba la contingencia: El fondo para desastres estaba listo para ayudar.

En Veracruz el huracán llego a las costas cerca de las 11:30 de la mañana del 17 de septiembre. Las lluvias inundaron las calles y avenidas del Centro Histórico alcanzando desde 40 cm hasta un metro de altura, (aunque el récord lo tiene el municipio de Soledad de Doblado con tres metros). Los vientos afectaron el cableado de electricidad dejando en oscuridad a casi toda la zona; se reportaron cientos de postes entre dañados y caídos lo que afectó a 247 sectores. Debido a las lluvias se evacuó a 3000 personas en la localidad de Úrsulo Garván, y en otros municipios Karl dejó casi un millón de damnificados.

"Entre todo, las inundaciones y el huracán, alrededor de un millón de veracruzanos están lastimados en sus ingresos y sus actividades, pero hay seis y medio millones de veracruzanos que viven, afortunadamente, en la normalidad productiva, y las actividades del petróleo y del gas, del turismo, de los puertos, y de los aeropuertos, se desarrollan con toda normalidad", comentó el Gobernador Fidel Herrera.

Las historias de sufrimiento y daño ocasionadas a los habitantes son conmovedoras: Hay familias que perdieron todo, incluyendo la casa misma y seres queridos. Entre las cifras resultantes, podemos señalar que Karl dejó un saldo de 13 muertos, 1 millón de damnificados, más de 15 desaparecidos y daños por más de 50 mil millones de pesos. Por otro lado la limpieza resultará muy laboriosa, pues el lodo dañó casi todas las pertenencias.

Curioso resulta además que decenas de cocodrilos escaparon debido al incremento de las aguas en su área de reproducción y protección denominada “El Colibrí”. Su libertad representa un peligro para las personas además de un costo para recapturarlos.

La desesperación de la gente llegó a tal grado por la lentitud de la ayuda, que en algunos casos aislados se llego al saqueó de tiendas para obtener víveres. Los casos más sonados son el de un Aurrerá y algunos Oxxo, de donde se robaron leche, alimentos y hasta cerveza.
Los daños a las cosechas son cuantiosos: tan sólo en lo que se refiere a la caña de azúcar, se perdieron más de 60 mil hectáreas, en los estados como Veracruz, Tabasco, Chiapas, San Luis Potosí y Oaxaca. También contribuyó el hecho de que las lluvias prosiguieron un tiempo después del huracán.

Ayuda:

Después del desastre comenzó el despliegue de brigadas de auxilio para los habitantes de Veracruz y demás regiones afectadas. El Presidente sobrevoló las zonas afectadas y el ejército se desplegó para auxiliar y evitar incidentes.

Se autorizaron extensiones fiscales y se liberó del pago de impuestos a personas, empresa y campo. Centros de acopio para recolectar víveres y utensilios para la población fueron abiertos en varias ciudades. La Cruz Roja fue, como es costumbre, el principal promotor de esta campaña.

Hay que recordar que siempre hay que entregar elementos no perecederos como enlatados, alimentos instantáneos y leche en polvo, además de agua embotellada y otros como pañales, toallas sanitarias y papel higiénico.

Prevención:

Finalmente hay que señalar que aunque los recursos del fondo nacional de desastres han aumentado en los últimos años, no todo debemos dejarlo en manos de las autoridades. Los habitantes de las regiones costeras y población en general deben evitar establecerse en lugares en riesgo, estar preparados para las emergencias con “kits” de radio, linterna y comida.

Debemos, por otro lado, incrementar la cultura del Seguro en México: muchos de estos daños serian minimizados enormemente si tuviéramos primas de seguro. En el mercado encontraremos opciones para casi todos los bolsillos. De hecho hay propuestas para que los gobiernos sean los que contraten estos seguros para sus municipios, pero no debemos esperar a que nos resuelvan todo, pues es nuestro patrimonio y familia lo que arriesgamos.


Artículo Producido por el Equipo Editorial de "Explorando México".
Copyright Explorando México, Todos los Derechos Reservados.
Foto: