Cultura de Hidalgo

Hidalgo es uno de los estados de la República Mexicana que conserva más vivas las tradiciones de nuestros ancestros indígenas, como resultado, la riqueza cultural que exhibe en cada aspecto de la vida de su comunidad es símbolo de orgullo nacional.

Así, experimentar la cocina hidalguense puede ser una de las experiencias culinarias más inolvidables para cualquier paladar, ya que además de la diversidad de platillos típicos, destaca por contar con platillos tan exóticos como exquisitos. Prueba de esto son los platillos de origen prehispánico que aún adornan las mesas hidalgueñas, como los mixtotes, envueltos de carne enchilada sobre la piel del maguey; los chinicuiles, o gusanos rojos del maguey; los gusanos blancos en tacos o fritos con mantequilla; los escamoles al ajillo o huevecillos de hormiga roja; y el zacahuil, tamal gigante de cerdo o carne de pavo envuelto en hoja de plátano. Algunos otros platillos tradicionales son las empanaditas de harina y papa llamadas pastes, la carne de barbacoa, y los dulces típicos de leche, de piloncillo con nuez, de fruta cristalizada, de tuna, de muégano o de piñones. Y así como la variedad de ingredientes es sorprendente, también se utilizan diversas formas de preparación, como los antiguos hornos de tierra, con los que se cocinan las ardillas enchiladas, la barbacoa de cordero y el mole de conejo.

La oferta artesanal del estado es también de una variedad sorprendente; algunas de las comunidades que se distinguen por la calidad de sus productos son Nith, con sus hermosas artesanías de madera con incrustaciones de concha de abulón; en Cruz Blanca abundan los objetos de carrizo; mientras que en el Valle del Mezquital el ixtle, la lana y la madera son la base para elaborar finas creaciones artesanales.

Los numerosos poblados rurales que se ubican en el camino hacia las grandes ciudades aún practican algunas de las celebraciones indígenas prehispánicas de la región. Como ejemplo, el pueblo de Tecolitla realiza la Moxoleua o “destape de los disfrazados” cada mes de diciembre. Esta gran fiesta consiste en el destape de los disfrazados para liberarse del mal que el “choto” o diablo les conminó durante las celebraciones del día de todos los santos en el anterior mes de noviembre; así, los danzantes se descubren sus rostros para simbolizar la libertad de todo mal al ritmo de pegajosos sones y a la luz de los encendidos ánimos de los espectadores que llevan todo el día comiendo y bebiendo para festejar tal acto de purificación.

Con motivo de la aproximación de la Cuaresma, tiempo de penitencia y reflexión, cientos de comunidades mexicanas celebran los carnavales. La población hidalguense de Calnali es una de ellas, ya que cada año, tres días antes de los días santos católicos, las calles se llenan de música, danza y folclor para celebrar los concursos de disfraces y bailar al compás del son de los Matlachines, del Viejito, del Comanche o del Chango.

Artículos Relacionados conHidalgo

Los Peores Huracanes en México

Al igual que una máquina de vapor, la cual posee aire calien...

La Bandera de México

La bandera de México es el símbolo más representativo de ide...

Tamales, Delicias Envueltas de México

La palabra tamal es de raíz náhuatl y significa “envuelto”. ...

Los más vistos

Los Principales Desastres Naturales Ocurridos en México

Es indudable que los siglos de actividad humana han dejado h...

Los Mexicas y su Escultura

El pueblo mexica se ostentaba como originario de la región m...

Baños de Temazcal, Ritual de Relajación en México

Palabra de origen náhuatl compuesta por temaz - vapor y call...

INAH

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de M...